A pocas horas de haber anunciado que la semana que viene no habría clases presenciales ni virtuales, el Ministerio de Educación volvió sobre sus pasos y señaló que sí están autorizadas las clases virtuales. Para la ministra, Adriana Cantero, hubo un “error de interpretación”.

//Mirá también: Cantero sobre la suspensión de clases: “Son tres días, no es la Revolución de Mayo”

El viernes por la tarde salió una circular del Ministerio de Educación provincial en el que se indicaba que, a pedido de Cantero, no habría clases de ningún tipo el miércoles, jueves y viernes próximos. El argumento era que los docentes debían encargarse de el reparto de alimentos a los más necesitados.

El sábado a la mañana la propia ministra ratificó esta postura criticando a los que la cuestionaban por esta decisión, al resaltar que se trataba de “sólo tres días, no la Revolución de Mayo”. Incluso resaltó que ya se habían repartido cuadernillos para que los alumnos siguieran trabajando en sus casas.

//Mirá también: En Santa Fe no habrá clases presenciales ni tampoco virtuales

Pero horas después se dio marcha atrás con todo. Cantero salió a decir que en realidad se la había “malinterpretado”, y emitió otra circular en la que se “aclaró” que la restricción era para el desplazamiento a las instituciones. “Nadie prohibió que el que quiera y pueda utilizar el recurso de virtualidad lo pueda hacer”, dijo.

O sea que, pasando en limpio, aquellos maestros que tengan la posibilidad de dictar clases por Internet sin concurrir a los establecimientos, están autorizados a hacerlo. Este cambio radical de postura, por más que la funcionaria lo niegue, responde a las fuertes críticas recibidas ante la suspensión total de clases.