La aceleración de los contagios por coronavirus en la provincia es un problema que ya casi no admite distinciones por región. Este miércoles se confirmó que hay 14 departamentos de Santa Fe con riesgo sanitario alto, cuando hace dos semanas sólo eran cinco.

//Mirá también: Afirman que restricciones sanitarias en Santa Fe “son lo único que funciona”

Según informó el Ministerio de Salud de la Nación, el norte es el sector menos afectado por la pandemia en medio de la segunda ola. A la hora de repasar el semáforo epidemiológico, en las zonas que aún no están en alerta rojo se concentra menos del 10% de la población de toda la bota.

De acuerdo a los datos oficiales, los departamentos 9 de Julio, Vera, San Javier y Garay aún no tienen riesgo sanitario alto frente al COVID-19. Lo mismo ocurre en General Obligado, donde hay más habitantes que en los otros cuatro distritos sumados.

//Mirá también: Coronavirus en Santa Fe: 1.949 nuevos casos y ocho muertes

La situación en Santa Fe empeoró después de Semana Santa, cuando empezó a incrementarse de casos confirmados en los últimos 14 días. El total acumulado es el doble si se lo compara con las dos semanas anteriores, mientras que la tasa de incidencia ronda las 600 personas infectadas cada 100.000 habitantes. Este número cuadruplica el máximo definido como criterio epidemiológico.

Actualmente en la provincia hay 561 pacientes internados por coronavirus. En terapia intensiva hay 219 camas ocupadas y en 201 de ellas se brinda asistencia mecánica respiratoria. Desde el inicio de la pandemia ya se confirmaron 258.069 contagios y 4.375 muertes, de modo que la tasa de letalidad es del 1,7%.