La Justicia santafesina autorizó una probation para que un hombre acusado de contaminación le done 150 mil pesos al Hospital José María Cullen. Se trata de una persona que había sido denunciada por generar daño ambiental en su trabajo como reparador de botes.

//Mirá también: Alerta en Rosario por altos niveles de contaminación debido a los incendios en las islas

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que el hombre de 38 años identificado por sus iniciales como E. J. A. se dedicaba a arreglar embarcaciones en su vivienda. Allí utilizaba sustancias tóxicas sin tomar las precauciones adecuadas y además detectaron que el inmueble no estaba habilitado para esa tarea.

La suspensión de juicio a prueba se acordó con el desembolso de dinero para asistir al principal hospital público de la capital provincial. Además el imputado accedió a reparar el daño ocasionado y cumplir con una serie de reglas de conducta durante un año. En la resolución se incluye el compromiso de asistir a un curso acreditado de cuidado ambiental.

//Mirá también: El robot ecoguardián de Santa Fe que lucha contra la contaminación y regala sonrisas

La conducta denunciada está definida como una contravención dentro del Código de Convivencia de la provincia en lo referente al incumplimiento de los mandatos legales, negocios no autorizados o prohibidos, utilización indebida de productos peligrosos y atentados contra los ecosistemas.

El juez Jorge Patrizi aceptó la probation que propuso la defensa junto a la fiscal María Laura Martí para el cierre de la causa penal vinculada al operativo que se llevó a cabo en enero en pasaje Cervantes al 3700. La funcionaria recordó que allí funcionaba “una especie de astillero” sin “licencia ni permiso” para esa actividad.