El gobernador se mostró confiado en que el diputado provincial podrá compensar la diferencia de votos obtenida por la suma de Perotti y Bielsa.


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, vaticinó que las elecciones provinciales del próximo 16 de junio “claramente estarán polarizadas” entre el candidato del oficialista Frente Progresista Cívico y Social, Antonio Bonfatti, y el peronista Omar Perotti.

Tras el resultado de las primarias (PASO) del domingo, consideró que en las provinciales la “polarización” estará representada “por un peronismo que en este caso representa el ex intendente de Rafaela -por Perotti-, un peronismo que más o menos es lo mismo que había antes más algunos jóvenes kirchneristas que se han integrado ahora”.

“Por otro lado, está el Frente Progresista, con toda su diversidad en toda la provincia, y tenemos expectativas que toda esa presencia territorial sea la plataforma de lanzamiento para garantizar y asegurar el triunfo de Bonfatti“, apuntó en declaraciones a Radio 2.

Lifschitz, quien resultó ser en las primarias el candidato más votado como candidato a diputado provincial con 543.783 sufragios, le pidió a los rosarinos recordar las situaciones de “discriminación” que sufrían cuando los gobernadores “no eran de Rosario”.

“Les recuerdo a los rosarinos cuando teníamos gobernadores que no eran de la ciudad, no la conocían, qué pasaba con las obras, con nuestra salud. Había que pelearse con los gobernadores para que trajeran alguna obra“, dijo en referencia a que Perotti es oriundo de la ciudad de Rafaela.

El gobernador socialista consideró “factible” recuperar los puntos de ventaja obtenidos en las primarias por el frente Justicialista. Según el escrutinio provisorio, Bonfatti fue el más votado entre los candidatos a la gobernación santafesina, con cerca de 500.000 sufragios.

Sin embargo, el PJ aparece consolidado hacia las elecciones definitivas debido a que si se suman los resultados obtenidos por Perotti y María Eugenia Bielsa en la interna, estos superan por más de 10 puntos al Frente Progresista.




Comentarios