La alianza santafesina reaccionó ante otro intento de Lilita de ligar al socialismo con "Los Monos" y el narcotráfico.


En una repetición casi calcada de la contienda electoral de 2017, el Frente Progresista respondió este lunes a las acusaciones de Elisa Carrió contra el diputado provincial Antonio Bonfatti y negó cualquier tipo de asociación con “hechos delictivos” en los términos planteados por la chaqueña.

Desde la coalición que gobierna Santa Fe desde 2007 señalaron que Lilita apeló a “conceptos falaces”  mientras que la administración de Mauricio Macri “sume al país todo en la pobreza y la desocupación con gravísimas consecuencias para los que menos tienen”. Así advirtieron a modo de comparación que la dirigente de Cambiemos “no ve esa realidad, en tanto discurre sobre otra que no existe”.

A continuación de su alejamiento en 2015, la fundadora de la Coalición Cívica había denunciado hace dos años en plena campaña nacional que el dirigente socialista protegió al “Rey de la Efedrina”, como se lo conoce al narco rosarino Mario Roberto Segovia. Esta semana, la diputada nacional repitió el paso de baile por tercera vez y consideró que votar al oficialismo es votar a “Los Monos”.

El Frente Progresista ostenta con orgullo una bandera: en doce años de gestión, ninguno de sus dirigentes está procesado o imputado por hechos de corrupción. El gobierno de Cambiemos, al que Carrió pertenece, no puede decir lo mismo”, replicaron esta vez los legisladores provinciales en referencia a Sergio Varisco, el intendente de Paraná que está procesado por tráfico de drogas.





Comentarios