Víctor Hugo Baraldo había sido condenado a pasar 18 años tras las rejas y este jueves sufrió un paro cardíaco.


A dos semanas de que comenzara a cumplir una pena de 18 años de prisión por el abuso sexual de su nieto menor de edad, Víctor Hugo Baraldo falleció este jueves por la madrugada en la cárcel de Las Flores.

Si bien fue detenido este mes, el fallo de primera instancia había sido dictado a principios de octubre, cuando la Justicia provincial también declaró culpables a su esposa y su hijo Juan Pablo, tío de la víctima. A partir de la revisión de la cámara este año, los tres pasaron a cumplir con la resolución una vez que quedó firme.

Baraldo tenía 58 años y estaba alojado en el pabellón de ofensores de la Unidad Penitenciaria 2. De acuerdo a los primeros datos oficiales, su deceso se produjo a las 3 de la mañana. Más allá de que el diagnóstico inicial refiere que sufrió un paro cardíaco, este jueves estaba previsto iniciar la autopsia bajo el protocolo de muerte en custodia para corroborar la causa del fallecimiento.

El caso está en manos del fiscal Andrés Marchi, quien esperaba los resultados del informe forense preliminar para avanzar en la investigación correspondiente.

“No íbamos a hablar por respeto a la familia, que también es la familia de Fernanda. Creo que hay detrás de esto bastante más y habría que preservar las pruebas”, expresó Martín Risso Patrón, abogado de la hija del recluso y a su vez querellante en la causa. Ante la consulta de LT10, el letrado sostuvo la necesidad de indagar si el padre de su clienta sufrió “una intoxicación” o si ingirió “alguna sustancia que haya determinado su muerte”.






Comentarios