A San Martín de Progreso le corresponden 170 mil euros por derechos de formación. Anunciaron que les darán un noble fin.


El Cardiff todavía no pagó al Nantes la primera cuota del pase de Emiliano Sala, y es por eso que la entidad francesa planea llevar el caso a la FIFA. Mientras tanto, en San Martín de Progreso, el club formador del delantero argentino, prenden velas para que se concrete el pago, ya que percibirá un porcentaje que destinará a un noble fin: mejorar las instalaciones para los chicos y socios.

Daniel Ribero

El club santafesino debía cobrar el 1% de la transferencia a través del mecanismo de solidaridad, lo que equivaldría a 170 mil euros. “Es mucho dinero que no repara tanto dolor, pero sería justo que San Martín lo cobre”, indicó el presidente de la entidad, Daniel Ribero.

Aunque todavía no hubo ninguna transferencia, desde el club rojinegro planean destinar los fondos a la terminación de los trabajos de pintura del Polideportivo, reparar las paredes, modernizar los vestuarios de la cancha de fútbol y hacer el tejido perimetral del campo. “La idea es reparar y actualizar las instalaciones que utilizan los socios todos los días”, aseveró Ribero.

Club San Martín de Progreso

En diálogo con Infobae, el dirigente manifestó que Sala dejó un legado. “Si bien los jugadores distintos nacen con un don especial, hay que trabajarlos y educarlos. Emiliano llegó porque siempre fue un profesional. Hay varios Emilianos en el pueblo. Hubo, hay y habrá, pero no con ese profesionalismo”, cerró.






Comentarios