Iba a jugarse este fin de semana pero se postergó ante la posibilidad de que los jugadores del Sabalero tuvieran dengue.


El partido entre Colón y San Lorenzo, programado para el fin de semana, fue postergado oficialmente este jueves al mediodía por la Superliga del Fútbol Argentino (SAF) debido a los problemas de salud que presentan ocho jugadores del Sabalero.

La entidad informó que la nueva fecha para su disputa del partido correspondiente a la fecha 18 será el viernes 22 de marzo, a las 21.10. También quedó suspendido el partido de Reserva, que estaba programado para el sábado venidero, a las 9.

La SAF, en su página oficial, explicó que “habiendo recibido la solicitud y los informes médicos del Club Atlético Colón de Santa Fe y coincidiendo con el informe de Julio Befani, director de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia, y habiendo la Superliga solicitado un informe complementario al Dr. Enrique Prada, Coordinador médico del CENARD y asesor e integrante de la Comisión de Fútbol de la Superliga, se toma la decisión de postergar los partidos”.

Además, agregó que Prada explicó mediante un escrito que “el exámen serológico de laboratorio efectuado a los jugadores del Club Colón para descartar Dengue ha sido negativo para dicha enfermedad en su primer análisis. Debido a que el diagnóstico de dengue no sólo es de laboratorio sino concomitante con la clínica (signos y síntomas) debe seguirse la evolución de la misma y efectuar un segundo análisis de laboratorio la próxima semana“.

Esto determinará en definitiva si el cuadro corresponde a dengue o no. Por tal motivo se indica suspensión de actividad deportiva hasta certificar el cuadro”, añadió.

Los ocho jugadores de Colón que presentan problemas son Guillermo Ortíz, Gustavo Toledo y Leonardo Heredia, en principio los más afectados, a los que luego se sumaron Matías Fritzler, Mateo Hernández, Leonardo Burián, Emanuel Olivera, Fernando Zuqui y el kinesiólogo del plantel, Fabián Perafrancia.

Todo comenzó durante la mañana del martes cuando Heredia y Ortiz no pudieron entrenar debido a un proceso virósico que los fue afectando desde el momento del arribo a Santa Fe, tras el partido del último sábado ante Lanús.






Comentarios