El avión en el que viajaba el santafesino desapareció en el Canal de la Mancha.


La conmoción no para por la desaparición de Emiliano Sala, el futbolista santafesino del cual se perdió contacto luego de que el avión en el que hacía el trayecto entre Nantes y Cardiff.

El futbolista de 28 años acababa de ser traspasado al Cardiff City, en una operación récord para el club galés, según la prensa (17 millones de euros estimados).

Tenía previsto viajar el lunes por la noche a Cardiff para vivir el martes su “primer día” con sus nuevos colores, pero el jugador, muy querido por sus anteriores compañeros del Nantes y por el cuerpo técnico, visitó La Jonelière, el centro del entrenamiento de los Canarios. Aquí se tomó la última foto que publicó en las redes sociales.

Sala dejó el centro de entrenamiento del Nantes para dirigirse al aeropuerto. Según varios medios estaba acompañado en el traslado por su excompañero de equipo Nicolas Pallois, a quien confió sus temores por la seguridad del vuelo, ya que había viajado en el mismo aparato en el trayecto Cardiff-Nantes.

Antes de despegar, el futbolista llamó a su madre en Argentina. “La última vez que hablé con Emi fue antes del despegue y él estaba muy feliz en el mejor momento de su carrera”, dijo Mercedes.

Ofrenda florar durante una congregación para conmemorar al jugador argentino de fútbol Emiliano Sala, este martes en Nantes .

A las 20.23, hora inglesa, el control aéreo de la isla de Jersey, en el Canal de la Mancha, señaló que un aparato Piper Malibu había desaparecido de los radares, llevando a bordo a dos personas. Precisan que el avión, que volaba en un primer momento a 5.000 pies, había pedido descender y estaba a 2.300 pies cuando desapareció de los radares.

La policía de Guernesey lanzó una operación de rescate en la zona de Aurigny, una isla situada al noroeste de Guernesey, que debieron interrumpirse por las condiciones meteorológicas.

Un fan sostiene la foto de Emiliano Sala, desaparecido desde el lunes.

La policía dijo que las tareas de búsqueda se reanudarán el miércoles al amanecer, aunque explicaron que las opciones de supervivencia son “escasas”.

“Desgracidamente, nos tememos lo peor”, había dicho por su parte John Fitzgerald, director general de la agencia de socorro marítimo Channel Islands Airsearch.

Si la aeronave cayó, “se habría partido, en cuyo caso no hay esperanza”. “Habría un gran campo de restos, en constante movimiento por los vientos y las mareas”, explicó.






Comentarios