El candidato del oficialismo en Santa Fe mencionó al feminismo como uno de los ejes de trabajo para el futuro.


Ya lanzado a la contienda electoral con más de un mes y medio por desandar hasta el cierre de listas, Antonio Bonfatti afirmó este sábado que el Partido Socialista (PS) está pensando “en los próximos 12 años de gobierno de Santa Fe” y aseguró: “Somos un faro de esperanza para Argentina y el mundo“.

En el cierre de una jornada que incluyó la visita del gobernador Miguel Lifschitz al campamento nacional que organizó la fuerza en San Nicolás, el titular de la Cámara de Diputados de la provincia adelantó: “Estamos trabajando en iniciativas en favor del trabajo con el desarrollo sustentable del ambiente, con energías renovables, con el feminismo, con la producción saludable de alimentos y nuevos espacios de convivencia”.

El país nos necesita y tenemos que sumar voluntades, ser amplios. El camino está lleno de espinas, pero la rosa la empuñamos con más fuerza que nunca”, manifestó el ex mandatario respecto del rol del principal espacio dentro del Frente Progresista Cívico y Social.

Tal como lo hizo su sucesor en la Casa Gris, Bonfatti envió un mensaje claro respecto de la ruptura de la polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo. Al respecto, planteó: “No queremos volver al pasado de corrupción, de autoritarismo, de amigo y enemigo, que transformó la matriz productiva; ni el presente”.

En cuanto a la agenda del partido de la rosa, el legislador subrayó que “hoy hay un terreno fértil para el movimiento feminista”. A esto agregó que ese avance promueve “una sociedad más humana y más justa porque la visión de la mujer sobre el mundo y la humanidad tiene mucho más afecto“.

“Hay que insistir con la lucha y con generar conciencia respecto al rol de la mujer y de la juventud en un tiempo de cambios del sistema capitalista”, concluyó el socialista. A su lado, la intendenta rosarina Mónica Fein consideró que el PS es el que debe “liderar” ese “desafío”.




Comentarios