Ocurrió en la zona del Espigón II. Con las altas temperaturas, se incremente la presencia de estas criaturas en la costa.


Las altas temperaturas que está soportando la ciudad de Santa Fe llevaron a la aparición de palometas y hasta de rayas en zonas de baja profundidad en las playas. Y ahora se conoció la noticia de que el último miércoles, un bañista fue picado precisamente por una raya.

“La víctima fue un hombre, en la zona del Espigón II”, detalló Gustavo Martínez, coordinador del operativo de seguridad en verano en las playas de la ciudad, al diario El Litoral. Agregó que hasta el momento es el único caso registrado, y no se produjeron ataques de palometas.

“La temporada viene agitada, debido a las altas temperaturas está bajando bastante gente a las playas, pero el operativo de seguridad está bajo control”, sostuvo el guardavidas que lidera un equipo de 92 encargados de las playas.

Por último advirtió que el sector más problemático es el parador de la punta de la Costanera Este, donde la gente ingresa al agua pese a que no está permitido. “Además del peligro de meterse en una zona que puede ser profunda, puede llegar a haber vidrios u otros elementos que provoquen accidentes porque allí no se realiza mantenimiento”, indicó.




Comentarios