Se busca evitar gestiones en oficinas públicas.


La Provincia avanzó en la simplificación de los trámites en los procesos sucesorios para que sean prescindibles las gestiones en oficinas públicas.

El gobernador Miguel Lifschitz junto con el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, firmaron un convenio en este sentido con el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez.

“Facilita claves al Juzgado que está creado específicamente para los procesos sucesorios, para que puedan acceder directamente a esta información y así ahorrarles la gestión a todos los profesionales”, dijo el secretario de Gestión Pública, Matías Figueroa Escauriza.

“Actualmente, para realizar la declaración de herederos se tienen que hacer trámites en el Registro Civil, el Registro de la Propiedad, en la Administración Provincial de Impuestos (API), en la Caja de Jubilaciones, en el Archivo de Protocolo del Colegio de Escribanos, entre otros”, remarcó.

Figueroa Escauriza destacó las ventajas de este nuevo método ya que “muchos de los trámites no se van a tener que abonar porque se va a acceder a la información de manera directa de la base de datos de la provincia. Esto es un beneficio para los ciudadanos porque no tienen costos y, por último, la celeridad porque una declaratoria de herederos que antes tardaba un año, de esta forma se aspira a que en menos de dos meses esté finalizada”.






Comentarios