La nena de nueve años sufrió fracturas en ambas piernas, en el maxilar y en el cráneo. El hecho genera dudas en los investigadores.


Tras la caída de una niña de nueve años desde el cuarto piso de un hotel, los investigadores manejaban la hipótesis de que pudo haber tenido un episodio de sonambulismo. El accidente ocurrió este jueves por la madrugada en el centro de Santa Fe durante un viaje escolar.

Según trascendió, alrededor de las dos, Yasmín Augsburger, oriunda de Reconquista, cayó desde la ventana del hotel, estando como testigo un cuidacoches que trabajaba en la zona. Al dar aviso a las autoridades, la menor fue trasladada de urgencia al hospital de Niños Orlando Alassia, donde permanece internada.

La niña presentaba fracturas en ambas piernas, en el maxilar y en el cráneo. Fue llevaba a quirófano con estado reservado y asistencia respiratoria.

Era una habitación donde había tres nenas. Esta menor se levantó, se subió a una ventana que tiene 1.30 de alto y según los trapitos que viven en la calle y estaban deambulando en ese momento, dijeron que ha querido pasar a la otra habitación y se cayó”, relató el gerente del hotel Castelar, Mario Wagner.

Por su parte, la fiscal Rosana Peresin ordenó la realización de los peritajes y la correspondiente investigación sobre el suceso. “Lo que recolectamos es que fue un accidente. Esperamos cuando se recupere si recuerda el hecho”, dijo. Además, agregó que los padres habían contado que la menor sufre episodios de sonambulismo.






Comentarios