Legisladores de la oposición piden saber por qué el incremento acumulado ya supera todo índice de inflación. Advierten que desaparecieron los inspectores.


Desde el domingo rige un nuevo incremento del 25% en los pasajes del transporte interurbano, que ya acumula subas del 55% en lo que va del año. Pese a este descomunal ajuste, que se ubica por encima de todo índice inflacionario, legisladores advierten que no se han mejorado las unidades ni los horarios, y que los controles brillan por su ausencia.

“Queremos que nos expliquen de dónde sale semejante cifra de aumento, porque el servicio no ha mejorado para nada, no hay una contraprestación acorde”, manifestó la diputada provincial del Bloque Federal, Alejandra Vucasovich, quien integra la comisión interna de Transporte. En diálogo con Vía Rosario, explicó que después de la tragedia de Monticas poco ha sido lo que cambió.

El servicio de transporte interurbano ha aumentado sus tarifas de manera exponencial en los últimos años.

“En un principio hubo más controles pero después desaparecieron y deben explicar cómo se están haciendo, ya que no se ven inspectores en las terminales”, sostuvo la legisladora aclarando que la supervisión de unidades que circulen por territorio santafesino corresponde siempre a la Provincia.

“Estamos muy preocupados por el tema del mantenimiento de las unidades, el control de cubiertas, el funcionamiento general, el aire acondicionado para el calor que se viene”, enumeró Vucasovich.

Rosario Bus, empresa de transporte urbano e interurbano.

Por su parte la diputada provincial del Frente Social y Popular, Mercedes Meier, destacó que desde la salida de Monticas, la nueva prestataria no está cumpliendo con los horarios estipulados. “El trayecto Rosario – Zavalla por ruta 33 es muy demandado por estudiantes y docentes, y se están registrando muchas demoras en ciertas franjas horarias”, sostuvo la legisladora que presentó varios proyectos referidos al transporte público.

Para Meier, más allá de algunos cambios menores, todo sigue casi igual en el transporte interurbano, y encima ahora mucho más caro. “Las mejoras fueron muy pocas. Trabajadores y estudiantes siguen en una ruleta rusa cada vez que se suben a estos coches”, dijo a Vía Rosario.

Monticas, la empresa a la que le quitaron la concesión del servicio.

Financiamiento

Cabe resaltar que este nuevo incremento sólo es para cubrir el desfasaje por suba de combustible e insumos, pero no contempla la quita de subsidios dispuesta por Nación a partir del año próximo. Para amortiguar este impacto, la Cámara de Diputados dio media sanción a la suba del cobro de ingresos brutos del actual 0,25 al 1% a las agroexportadoras.

Con esto se piensa recaudar $800 millones para inyectar al transporte público. “Esto no compensaría del todo pero aliviaría la carga y por una vez, los que más tienen ayudarían a los que menos tienen”, opinó Meier.

Vucasovich tuvo una opinión contraria: “No sirve de nada esta medida porque las agroexportadoras le trasladarán la carga a los pequeños productores rurales. Es la Provincia, con los mayores ingresos por coparticipación, la que tiene que hacerse cargo”, cerró.






Comentarios