Los efectivos debieron recibir curaciones tras ser atacados salvajemente por los secuaces de los malvivientes.


Personal del Comando Radioeléctrico que patrullaba la zona de Roque Sáenz Peña y Cervantes, en barrio San Lorenzo, se toparon con dos delincuentes que al verlos les apuntaron con un arma de fuego. Tras reducirlos y detenerlos, vecinos cómplices de los malvivientes apedrearon a los efectivos.

El hecho ocurrió antes de la medianoche, cuando los agentes percibieron un movimiento sospechoso de dos hombres, uno de los cuales, al percatarse de la presencia policial, sacó un arma de la cintura.

Tras abalanzarse sobre el sujeto armado, los agentes le arrebataron la pistola calibre 9 milímetros que estaba cargada. Fue entonces cuando un grupo de personas comenzó a agredir a los policías con piedras y golpes, según publicó Uno de Santa Fe.

No obstante, los dos hombres fueron detenidos e identificados como N. F. Z. De 32 años y M. A. Z. De 20, ambos hermanos, según publicó Uno de Santa Fe. En tanto dos agentes debieron recibir curaciones en el Hospital Cullen por el ataque de lo cómplices de los delincuentes.





Comentarios