Los choferes de la línea 1 decidieron cortar el servicio nocturno por los problemas de seguridad en la zona.


Los vecinos del barrio Loyola fueron sorprendidos este lunes por la tarde ante el hallazgo de un cadáver a metros de la parada de la línea 1, la cual a su vez anunció la suspensión de la prestación nocturna debido a los problemas para garantizar la seguridad del servicio.

Si bien aún no había sido identificado, la policía confirmó que la presencia del cuerpo de un adulto mayor que había sufrido un golpe fatal en la cabeza. De acuerdo a los primeros indicios, fuentes consultadas por El Litoral indicaron que la lesión podía ser producto de un ladrillazo o un piedrazo.

El cuerpo fue hallado este lunes por la tarde en Grierson al 8300. (@unosantafe)

El caso trascendió alrededor de las 16, cuando una ambulancia del Sies (Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias) llegó hasta Grierson al 8300. Los médicos examinaron a la víctima y al cabo de unos minutos confirmaron que había fallecido en el lugar.

El hecho no hizo más que ratificar las quejas de los habitantes del extremo noroeste de la capital provincial sobre los frecuentes robos y episodios delictivos. En ese contexto, los choferes decidieron dejar de circular entre las 22 y las 6 a la espera de una respuesta frente a ese reclamo.






Comentarios