Ediles señalan que la decisión del intendente José Corral fue "inconsulta" y la calificaron de "demagógica".


La decisión del intendente santafesino, José Corral, de congelar salarios de empleados políticos, le está generando varios dolores de cabeza. Primero tuvo que aguantar las críticas de su par rosarina, Mónica Fein, y del gobernador Miguel Lifschitz. Ahora desde el propio Concejo Municipal salieron a cuestionarlo.

En su momento Corral estimó un ahorro de $6 millones a nivel municipal y $3 millones en el Concejo, pero en el cuerpo legislativo se quejaron que nadie los consultó al respecto. “Nadie nos preguntó nuestra postura ni se informó en qué consiste la resolución”, se quejó el edil Leandro González.

“Acá estamos hablando de un cuerpo colegiado que tiene 17 integrantes, donde hay tres bloques políticos y este tipo de acciones se deben dialogar hacia el interior y partir de allí tomar decisiones”, remarcó en diálogo con Uno de Santa Fe.

Para González, el país atraviesa un momento complejo desde lo económico, en parte por “las erráticas decisiones del gobierno nacional que acompaña el intendente de la ciudad”, pero sostuvo que la medida en sí es “demagógica y populista y de ninguna manera resuelve los problemas hoy existen en Santa Fe”.

“Tenemos una parálisis de la obra pública, en el desagüe Espora, en Santa Rosa de Lima. Tenemos una caída estrepitosa del poder adquisitivo de los trabajadores y muchísimas circunstancias y por ahí se quieren plantear estas medidas efectistas. Creo que lo hace no es más que generar más distancia entre la dirigencia política y la comunidad“, se quejó.




Comentarios