El intendente capitalino dijo que con el congelamiento de sueldos municipales busca "ser austero". El socialismo lo había acusado de "hacer demagogia".


El intendente santafesino, José Corral, le respondió a su par rosarina, Mónica Fein, que lo había acusado de usar “dinero público para su campaña personal”, al anunciar el congelamiento de los salarios de los empleados políticos. “No sé por qué se enoja, buscamos ser austeros”, sostuvo.

“No entiendo por qué me agrede. Decimos que debemos ser austeros y por eso decidimos aplicar esta medida de congelar los sueldos de los funcionarios políticos. Y que debemos dar el ejemplo”, manifestó y agregó que la decisión no es únicamente suya. “Está el respaldo del Concejo Municipal”, manifestó a La Capital.

El mandamás capitalino destacó que en el municipio santafesino ya eliminaron la cuota del alumbrado público, quitaron el cargo municipal a la boleta de gas y congelaron la tarifa del transporte.

En cambio le pidió a Fein que lo acompañe en el reclamo para que Santa Fe y Rosario sean incluidas en el Fondo de Obras Menores, por el cual la primera recibiría $150 millones extra y la segunda $450 millones.

Por otro lado, también opinó sobre los cuestionamientos del gobernador Miguel Lifschitz, que lo acusó de demagogo. “Podría hacer lo mismo que nosotros con los sueldos de las empresas púbicas de la provincia, con los sueldos de funcionarios provinciales. Cada uno es responsable de su ámbito, pero hay que ser austeros”, manifestó.






Comentarios