El acusado se declaró inocente en la audiencia realizada este martes en los tribunales santafesinos.


Juan Cruz Gambini, el único imputado por el caso del comerciante asesinado Julio Cabal, negó ser el autor del crimen esta martes durante una audiencia en la que buscaba recuperar la libertad.

Yo culpable de esto no soy, yo soy inocente“, dijo en la sala 5 de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe.

La audiencia había sido solicitada por la defensa de Gambini, a cargo de Magali Mazza y Leticia Feraudo, quienes cuestionaron la hipótesis que construyó la Fiscalía.

Para las abogadas la evidencia recolectada a lo largo de la pesquisa es “endeble y escasa” y además aseguraron que su asistido no fue el autor del asesinato.

En este sentido destacaron que en la rueda de reconocimiento que se llevó el 24 de septiembre, el testigo de identidad reservada que tiene el caso, no reconoció con certeza a Gambini.

Además, hicieron hincapié en que el pantalón azul, que según la fiscal Gioria tenía puesto el joven el día del crimen, es una “indumentaria común” que no señala como responsable del asesinato.

Por su parte, la querella expuso que existen argumentos contundentes para que Gambini continúe con prisión preventiva. “La Fiscalía reunió diversos elementos que tienen que ver con registros de cámara de seguridad que van visibilizando el paso del motovehículo donde se trasladaba Gambini de forma previa y posterior al hecho. Como así también elementos encontrados en el local donde se desarrolló el ilícito que fueron remitidos a pericias para establecer la correspondencia con el imputado, como así también, testigos presenciales en la zona del hecho”, aseguraron.

En los próximos días el juez que entiende en la causa evaluará las posturas de las partes y determinará el destino del imputado.




Comentarios