La jugada agravó las críticas sobre la actuación de Pablo Echavarría en el partido entre el Tate e Independiente.


Más allá de las repercusiones tras la salida de Sebastián Beccacece de Independiente, el partido entre Unión y el Rojo dejó bastante tela para cortar por la labor arbitral. Una de las jugadas más controvertidas fue el codazo de Jonathan Bottinelli delante del referí, quien consideró que no ameritaba expulsión.

El golpe del defensor a Nicolás Domingo en el minuto 21 del segundo tiempo no fue la gota que rebalsó el vaso para los de Avellaneda, quienes dejaron escapar una victoria que parecía segura. Sin embargo, la resolución agravó las críticas hacia Pablo Echavarría después de la remontada tatengue.

El ex San Lorenzo y el mediocampista disputaron la pelota con vehemencia frente al árbitro y el último de ellos se llevó la peor parte en el cruce de manotazos. Sin embargo, el encargado de dirigir el encuentro descartó la roja ante la mirada incrédula de los futbolistas locales.

Ni bien advirtió que “Botti” seguía en cancha, el volante le recriminó el golpe al zaguero, pero la historia no terminó allí. Minutos más tarde, el árbitro se equivocó nuevamente y marcó penal para Unión cuando Gabriel Carabajal se tiró dentro del área.




Comentarios