Ocurrió en la localidad de Sastre. El animal tenía una cabeza y ocho patas.


El nacimiento de un ternero con dos cuerpos sorprendió a todos en un establecimiento rural a 7 kilómetros al norte de Sastre. El veterinario Andrés Calcaterra relató que llegó a la estancia, que cuenta con unos 400 animales, para asistir a una vaca Aberdeen Angus de unos seis años que no podía parir cuando se encontró con esta situación.

“Cuando empecé a revisar al animal, me di cuenta que venían cuatro patas para atrás. Pensé que eran dos fetos que venían de cola y cuando quería sacar uno se venían las cuatro patas, por lo que decidí sacarlo por cesárea ya que estaban muertos y por el tamaño no iban a salir”, explicó el profesional en diálogo con Info Sastre.

Era un animal con una cabeza, dos cuerpos unidos a la altura de la cintura escapular y ocho patas”, describió.

Nació sin vida un ternero con dos cuerpos. (Info Sastre)

Esta era la tercera cría de la vaca que tras la cirugía se encuentra recuperándose con buen estado y medicada con antibióticos y analgésicos.

Este tipo de nacimientos con deformaciones se da en un 0.05% de los casos, que es más o menos lo que veo en estos cinco años que llevo trabajando como veterinario”, explicó.

“Hay un factor que influye sobre el embrión, que pueden ser genéticas o externas y hasta un estrés calórico puede genera una alteración congénita”, añadió.




Comentarios