La víctima tenía 30 años y fue interceptada por dos hombres que tras balearlo, se dieron a la fuga.


Un muchacho de 30 años fue emboscado y ultimado a balazos alrededor de las cinco de la tarde en Boneo al 5600, en la capital provincial. El cuerpo presentaba once heridas de bala.

La víctima, identificada como Roque Díaz, caminaba por barrio Cabal cuando fue interceptada por dos hombres que le vaciaron el cargador y se dieron a la fuga.

Personal del Comando Radioeléctrico y de la Policía de Investigaciones (PDI) trabajaron en lugar realizando peritajes fotográficos y científicos, y buscando testimonios e imágenes de cámaras de videovigilancia.




Comentarios