El medicamento producido por el LIF cuesta un 30 por ciento menos que los comprimidos de laboratorios privados.


El misoprostol fabricado por el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) llegó a los centros de salud y hospitales públicos de Santa Fe.

Se trata de la primera producción pública del país, ya que el medicamento es fabricado principalmente por las empresas privadas Beta y Domínguez. Su distribución es gratuita y está disponible en formato oral y vaginal.

“Fue enviado a los depósitos regionales y será entregado bajo receta archivada con un registro y control por parte de los equipos de salud. Es una buena noticia que tengamos un producto público en un momento de crisis. Favorecer la salud de las personas cuando faltan insumos en todos lados y no hay cotización clara de los medicamentos es algo que nos da mucha alegría y tranquilidad. El abuso que existe en el mercado de precios con este producto público puede empezar a desarmarse”, explicó el subdirector de Géneros e Interculturalidades del Ministerio de Salud de Santa Fe, Oraldo Llanos.

Los estudios para fabricar la droga habían empezado en 2016 y en enero de 2018 se hicieron los primeros 100 mil comprimidos. Durante más de un año fueron estudiados y testeados a través de distintas pruebas de estabilidad. Finalmente, el producto está listo y el costo de los 12 comprimidos necesarios para interrumpir el embarazo es entre un 30 y el 35 por ciento menor al valor de los productos comerciales.

El Misoprostol producido por el LIF cuesta un tercio que el mismo medicamento de producción privada.

El LIF garantiza un producto accesible y confiable. Hicimos un largo proceso de control de calidad, para garantizar la estabilidad del fármaco, con un seguimiento muy minucioso. Fue un trabajo interministerial e interáreas. Y tiene un costo que es un tercio del valor del medicamento de producción privada. Pero lo fundamental no es sólo el ahorro, sino que es una inversión en salud pública”, enfatizó.

Su distribución es gratuita y no puede venderse en farmacias. Por ahora, estará disponible sólo en Santa Fe debido a que para tener alcance nacional es necesaria una autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat) que está en trámite.




Comentarios