Se busca la ayuda del gobernador para conseguir el pago de los sueldos.


La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia de Santa Fe (Festram) se declaró en estado de alerta y movilización por la deuda que mantienen municipios y comunas con los trabajadores.

“Hoy estamos con medidas de fuerza en San Javier, Funes, Carcarañá, Coronda, San Justo, Helvecia y Chabás. Sabemos que la gran mayoría de los municipios hacen un gran esfuerzo pero esto tiende a agravarse, no a resolverse” dijo Claudio Leoni, secretario general de la Festram.

Para el gremio, tanto los trabajadores “como también los propios intendentes y presidentes de comunas se encuentran atrapados en disputas coyunturales que lamentablemente paga la población de cada uno de los pueblos y ciudades afectados por la actual crisis”.

“No nos sorprende lo que está pasando pero nos duele y tenemos que actuar en consecuencia. Habíamos advertido que íbamos a llegar a esta situación y que se iba a profundizar. Hemos resuelto convocar al plenario de secretarios generales y resolvimos el estado de alerta y movilización” apuntó.

Leoni explicó que también se exige una reunión urgente con Miguel Lifschitz que “es el máximo responsable de garantizar la paz social en medio de una emergencia alimentaria, sanitaria y productiva, que atraviesa también la población santafesina”.

Queremos que el gobernador nos escuche y garantizar la plena vigencia de la paz social”, enfatizó.

“La discriminación en la distribución de fondos, tanto nacionales (ATN) como provinciales (Anticipos), son la excusa para paralizar la asistencia financiera, o impedir una alternativa que plantee resolver con responsabilidad institucional la crisis económica de Municipios y Comunas que golpea al conjunto de los ciudadanos”, cerró.




Comentarios