Su pareja es la presidenta de una compañía agrícola. Le firmaba cheques en blanco para que le pague a proveedores.


Un joven de 29 años fue detenido acusado de estafar a una empresa agrícola de la ciudad de Reconquista propiedad de su mujer. Según la víctima, el trabajador contaba con su absoluta confianza y por eso le firmaba cheques en blanco para que le pague a proveedores.

Fuentes judiciales informaron que el joven fue imputado este domingo por el fiscal Leandro Mai como autor de defraudación especial por abuso de firma en blanco (por cuatro hechos); autor de tentativa de defraudación especial por abuso de firma en blanco (por un hecho) y autor de falsificación de cheque (por dos hechos). Además, la jueza Claudia Bressán dictó la prisión preventiva del acusado, cuyas iniciales son J.C.H..

El fiscal Mai precisó que “la investigación se inició a partir de una denuncia realizada por la presidenta de la empresa perjudicada. La mujer detalló que confiaba en el imputado y que le daba los cheques en blanco firmados para que pagara a proveedores, aunque el hombre los completaba para que se los abonaran a él, los endosaba y los transfería a terceros”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación sostuvo que la mujer también dijo que “además de los cheques de la firma de la cual ella es presidenta, le fueron sustraídos otros cheques de terceros y documentos que fueron presentados al cobro”.

El fiscal precisó que al joven le endilgan “siete ilícitos cometidos entre el 7 y 27 de agosto” y que de acuerdo a lo estimado por la compañía “el monto del perjuicio económico supera ampliamente los 600 mil pesos”.

Mai manifestó que el “el imputado abusó de la confianza que habían depositado en él. Fue ganándosela a raíz de la solvencia laboral que demostraba en sus tareas diarias, en función de sus experiencias laborales anteriores y de su formación académica”.

En relación a las estafas, Mai explicó en la audiencia que “la modalidad delictiva fue la misma en cuatro hechos” y que el quinto quedó en “grado de tentativa”. Y explicó que el sospechoso realizó maniobras “para que le sean abonados a él cinco cheques de pago diferido –por un total de 441.750 pesos– que ya estaban firmados y cuyo destino era cancelar deuda con proveedores”.

“Por este delito, se le atribuyeron dos hechos al hombre investigado. En ambos casos, completó en su totalidad los cheques –tres en total por un total de 360 mil pesos– y falsificó la firma de la presidenta de la compañía para que le sean abonados a él”, agregó el fiscal.

Vale recordar que el imputado fue apresado en un hotel el último sábado a la madrugada en una habitación de un hotel de Reconquista, de la cual también se secuestró documentación de importancia para la investigación. Según señalan en el sitio Reconquista Hoy, se sospecha que el acusado apostó en los últimos días más de un millón de pesos a la quiniela, que es un jugador empedernido y además un adicto en recuperación. 





Comentarios