Daniel Horacio Sacchetti recibió cuatro años de prisión en un juicio abreviado. Los cumplirá en su domilicio por problemas de salud.


Un hombre de 65 años fue condenado a cuatro años de prisión por promocionar y facilitar la prostitución en su casa de la localidad de Avellaneda. La pena fue acordada entre las partes en el marco de un juicio abreviado.

El juez Gustavo Gon finalmente encontró culpable a Daniel Horacio Sacchetti por los delitos de “promoción y facilitamiento de la prostitución y tenencia indebida de arma de fuego”, que están contemplados en los artículos 125 bis, 189 bis inciso segundo y cuarto, 49 y 45 del Código Penal.

El condenado cumplirá la pena en su domicilio debido a su delicado estado de salud ya que luego de la imputación sufrió un ACV y otras complicaciones, informaron desde Reconquista Hoy. Tenerlo en una cárcel pondría en peligro la vida, justificaron, y se apoyaron en un certificado emitido por el Hospital de Reconquista lo que fue confirmado por la Junta Médica en un informe del 19 de junio de 2019. El revólver será destruido.

El fiscal Rubén Martínez precisó que “la investigación se inició en marzo de 2015 a partir de un trabajo de campo realizado por la Agencia de Investigación sobre Trata de Personas”. Y agregó que se efectuaron varios allanamientos “en una vivienda ubicada en la calle número 42 de la ciudad de Avellaneda”.

El funcionario del Mininterio Público de la Acusación indicó que “a través de escuchas telefónicas debidamente autorizadas, se constató que el delito fue cometido en ese domicilio durante 2015, especialmente los días jueves, viernes y sábados en horas de la tarde”.

Según pudo corroborar la Fiscalía, Sacchetti “explotaba sexualmente a mujeres que concurrían al lugar y le concertaba citas con clientes ocasionales”.

En uno de los procedimientos a la casa se halló “una de las víctimas y un hombre. Además, se encontraron elementos demostrativos de la actividad que allí se realizaba, tales como elementos pornográficos, profilácticos usados y fotografías y revistas de mujeres desnudas”.

Martínez precisó que en el inmueble se le encontró al condenado “un revólver calibre 22 que tenía en su poder sin autorización legal”.

El domicilio donde Sachetti cometía el delito está ubicado en calle 42 al 224 de la Ciudad de Avellaneda, detrás de la fábrica de Vicentín saica. Allí, el condenado exhibía carteles en los que ofrecía Morenas y otras carnadas.





Comentarios