El violento sujeto se enojó con la dueña del lugar y sacó un revólver calibre 22. Lo arrestaron y será imputado.


Un violento inquilino de una pensión se peleó con la dueña del lugar y muy ofuscado, empezó a los tiros dentro del establecimiento. El irascible sujeto fue detenido.

El hecho ocurrió este sábado alrededor de las 18 en 1° de Mayo al 1900. El pensionista y la propietaria tuvieron una discusión subida de tono y el primero reaccionó sacando un revólver calibre 22 largo y efectuando varias detonaciones al aire.

El fiscal Carlos Lacuadra ordenó que el aprehendido continuara privado de su libertad y le formó una causa por “tenencia indebida de arma de fuego de uso civil”. También dictó una serie de medidas para esclarecer lo sucedido, según consignó Uno de Santa Fe.

(Fotografía: Uno de Santa Fe)





Comentarios