La mujer de 18 años tocó el plato donde comió el animal y tuvo que ser internada en el hospital Cullen. 


Una mujer de 18 años esta internada desde este lunes luego de manipular un plato de comida envenenada que dejó un vecino de ella para su perro. El animal falleció a los pocos minutos.

Según el sitio Aire de Santa Fe, el hecho ocurrió en la localidad de Arroyo Leyes. Alrededor de las 15 del lunes, Belén estaba junto a sus mascotas cuando advirtió que su vecino les acercó una bandeja con comida.

Según la joven, su perro se descompensó de inmediato. En consecuencia, lo llevó a la veterinaria donde luego de unos pocos minutos falleció. El can fue remitido a la comisaría donde radicaron la denuncia.

En la seccional, los efectivos policiales le comunicaron que iban a allanar la casa del vecino.

En medio de la tristeza por lo sucedido, la mujer retornó a su vivienda y más tarde, personal del comando arribó a su casa para interiorizarse sobre lo ocurrido. La joven manipuló la bandeja para dársela a la policía, se higienizó las manos y se dispuso a tomar mates con pan.

Lo extraño es que cuando se acostó comenzó a sentirse mareada, tuvo convulsiones y desde allí no recordó más nada. Fue remitida de urgencia al Samco de Rincón y luego al hospital Cullen, donde permanece internada en sala 4 de neurotoxicología.






Comentarios