Se fue del Cullen sin autorización y sin firmar el alta voluntaria. Estaba internado tras recibir seis balazos.


El jefe de la barrabrava de Colón, Miguel Orlando “Nano” Leiva, se fue sin avisar y sin el alta médica del Hospital Cullen. Se encontraba internado tras haber sido víctima de un intento de asesinato por el que recibió seis balazos.

“El miércoles me comunicó el servicio de cirugía que el paciente Leiva, en forma brusca, sin avisar y sin firmar el alta voluntaria, se retiró del hospital”, explicó el director del Cullen, Juan Pablo Poletti.

“Al día siguiente llegó un familiar a pedir las indicaciones médicas para continuar con el tránsito del período infeccioso que estaba cursando, por el cual debía permanecer algunos días más con antibióticos”, agregó.

“Lo ocurrido con el paciente Leiva, figura en la historia clínica como una fuga. Se le brindó aviso al destacamento policial para prevenir si al enfermo le ocurre algo fuera de su internación”, subrayó Poletti y consignó Uno de Santa Fe.






Comentarios