Dos mujeres de 32 y 37 años que viajaban en moto terminaron internadas con fractura y politraumatismos por culpa de un conductor que estacionó y abrió la puerta del vehículo sin mirar para atrás para chequear si no circulaba alguien en ese momento.

El incidente ocurrió en la mañana del miércoles en las inmediaciones de Espínola al 400.

Según el reporte oficial, el conductor de una Toyota Hilux estacionó con total normalidad pero en el preciso momento que decidió descender de la camioneta se desató el caos.

La persona nunca observó si venía alguien en ese instante y cuando abrió la puerta se estrelló violentamente la moto en la que circulaban las mujeres.

La conductora terminó con una fractura expuesta en la pierna derecha mientras que la acompañante sufrió traumatismos múltiples.

En la Comisaría 8 se inició una causa por lesiones culposas.