Hubo nuevamente voladura de techos por los vientos huracanados. Por el granizo hay fincas con pérdidas del 100%.


General Alvear no quedó exento de los perjuicios de la tormenta del fin de semana. El viento, la lluvia y el granizo hicieron estragos en la zona urbana y también el sector productivo.

San Pedro del Atuel, al sur de Alvear, fue el distrito más afectado y el intendente Walther Marcolini lo declaró en Emergencia Social y Ambiental.

El principal inconveniente fueron las ráfagas de viento huracanados que dejaron a su paso gran cantidad de árboles caídos, postes del tendido eléctrico derrumbados, lo mismo que una antena de telefonía y siete familias evacuadas porque se le volaron los techos.

Durante la mañana de ayer el jefe comunal recorrió las zonas afectadas y firmó el decreto 74-SG/2020, declarando al distrito en emergencia para comenzar con el proceso de ayuda y asistencia a los damnificados.

En Bowen, hacia el este del departamento, el fenómeno causó mucho daño pero principalmente en el área cultivada.

Si bien la evaluación de daños en la producción continúa, desde la Dirección de Agricultura de la comuna adelantaron que hay zonas con pérdidas de hasta el 100% de la producción.

Entre las acciones inmediatas para asistir a los agricultores, iniciaran la entrega de agroquímicos para la cura de las plantas golpeadas por la piedra y subsidios al combustible, entre otras medidas.




Comentarios