El fiscal Javier Giaroli tiene la causa. Citó  a declarar al mayor accionista de la empresa y allanó la planta.


La justicia investiga el posible vaciamiento de la conservera La Colina.

Ruben Yanzón, que se presentó como presidente del directorio de empresa denunció que “en mi primer día de gestión” descubrió que “estaban saliendo camiones cargados por pedido de Walter de Pellegrin” y como “es una empresa bajo concurso de acreedores, impedí la salida de los camiones”, relató.

Aparentemente el cargamento estaba valuado en una cifra que rondaba los $30.000.000.

Según la cronología de los hechos que ofreció Yanzón, a partir de ese momento empezó el conflicto con los accionistas por lo que terminó presentando una denuncia penal en la fiscalía de Javier Giaroli por lo que consideró era una estafa o vaciamiento de la empresa.

Como primera medida, el fiscal citó a declarar a cinco personas, los encargados de la parte contable principalmente y también a Walter de Pellegrin, dueño de la Colina.

Acto seguido Giaroli allanó las oficinas de la empresa, incautó la documentación y también dispositivos con información electrónica que serán peritados por expertos contables el martes 11 de junio.

El fiscal explicó que, teniendo en cuenta que la conservera está en concurso de acreedores, se debe determinar si “se extrajo mercadería en forma irregular y también que si un socio realizó cobranzas por un monto considerable sin que ingresare a las arcas de la sociedad para el pago de deudas”.






Comentarios