Las autoridades penitenciarias incautaron 13 celulares, 18 facas y otros elementos prohibidos.


En un procedimiento coordinado por las autoridades del Complejo Penitenciario Norte y el Ministerio de Seguridad bonaerense, se llevó adelante una requisa sorpresiva en la Unidad Penal 3 de San Nicolás, que culminó con el secuestro de 13 celulares, 18 facas, entre otros elementos peligrosos.

En el operativo comenzó el miércoles a las 21.30 y culminó cuatro horas después, y permitió la incautación de celulares, facas y tres botellas con un líquido elaborado con frutas fermentada, conocido como pajarito.

La requisa se efectuó en los pabellones 2, 3, 4, 6 y 11, y sirvió para sacar de circulación elementos que están prohibidos en los establecimientos penitenciarios, según consignó diario El Norte.






Comentarios