En los últimos días pegó un salto importante y el aumento promedia el 15%, dependiendo de la zona. 


Todo un clásico de Semana Santa. El pescado, frito, asado, en empanada, las opciones son variadas, aunque los precios hoy no alientan las ventas. Por los avatares del clima, con menor demanda, y con la suba también del combustible, los valores se inflaron al menos un 15%.

Así, el kilo de merluza se vende en las pescaderías del microcentro entre los $250 y los $330, mientras que el atún se fue a $260 y el kilo de salmón rosado ronda los $900. En cuanto a los productos de río, que suelen ser un poco más económicos, hay patí por $90, mientras el kilo de boga se consigue desde los $190.

“La gente está acostumbrada a comprar pescado el día anterior al Viernes Santo, con lo cual esperamos que ese día tengamos un buen volumen de ventas”, indicó un vendedor a El Norte. Y sostuvo “Algunos se quejan de los precios, pero lo que nos dicen los proveedores es que ellos reciben los productos con aumento desde los frigoríficos de Mar del Plata y que el costo del flete los hace todavía más caro”.

La opción más económica para quienes buscan pescado de río está en la Rotonda de los Pescadores, donde se pueden conseguir productos frescos a precios un poco más acomodados.






Comentarios