Así lo destacó Alberto Marina, presidente de Exponenciar. Superó los 160 mil visitantes, con una alta demanda de financiamiento. 


“Todos los años tiene un impacto mejor, la ciudad tiene sus beneficios mostrando sus bondades y eso nos pone muy contentos. Y en cuanto a la puesta en sí misma, ha sido todo un éxito”, destacó Alberto Marina, presidente de Exponenciar, que este viernes, en su último día, trazó un balance de la megamuestra junto al intendente de San Nicolás, Manuel Passaglia

Participaron 521 expositores, se vendieron 28 mil cabezas de ganado, se realizaron operaciones por $60 mil millones, con 165 mil visitantes.

Passaglia, destacó que “es una edición histórica, es la edición que ha superado a todas las anteriores, y en esto tengo la certeza de que fue un logro en conjunto, de los directivos de Expoagro, de quienes trabajaron en los stands, en los ingresos y de los medios de prensa”. “Lo veo como un logro para la ciudad. Los imposibles empiezan a desaparecer cuando empezamos a trabajar todos juntos, el sector privado, el público, el campo y la industria”, sostuvo.

El termómetro es la cosecha. “Nos preocupaba porque se venía de una sequía grande, pero no sólo los expositores se jugaron, sino que vimos que el productor y el contratista estaban decididos a invertir y esa inversión impacta en la cadena de valor”, refirió Marina.

Martín Schvartzman, también del directorio de Exponenciar, señaló que “en infraestructura nos vamos superando porque aprendemos”. Marina asintió, con la certeza de que fue una mejor muestra que la del año pasado, pero peor de la que se viene. “Hemos tenido fabricantes que nos han dicho que acá han vendido mucho más de la mitad de lo que venden en todo el año”, señaló. 






Comentarios