Referentes de las tres cámaras que nuclean al sector manifestaron la necesidad de contar con mejores políticas crediticias. 


Como todos los años, este jueves tuvo lugar la Jornada de Contratistas Rurales en Expoagro con el objetivo de reunir a referentes y actores que conforman el sector para intercambiar experiencias y abordar las problemáticas actuales de cara a la campaña 2019/2020.

Había mucha expectativa por el discurso del Jefe de Gabinete de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, Santiago del Solar, ante el reclamo unánime por la falta de financiamiento.

“Estar presentes en Expoagro es importante para mostrar el trabajo del contratista, es el gran protagonista del campo y lo va a seguir siendo”, expresó Jorge Scoppa, presidente de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (FACMA). Y sostuvo que “si bien la jornada no fue tan alentadora en cuanto a políticas crediticias, sabemos que estamos en un momento muy difícil y creemos que lo vamos a superar”.

Scoppa tuvo el apoyo también de los titulares de la Cámara Argentina de Contratistas Forrajeros (CACF), Luciano Toldo; y de la Federación Argentina de Cámaras Agroaéreas (FEARCA), Mauricio Fargioni.

El contratista es un inversor agresivo, necesita mucha maquinaria, mucha tecnología y hoy no contamos con la herramienta financiera para lograrlo. Esa es la preocupación más grande que tenemos junto con la posibilidad de financiar nosotros al productor. Estos años vienen con problemas de costos que son difíciles de afrontar”, expresó Toldo.

Remarcaron que se financian en dólares, “algo que no deberíamos porque cobramos nuestras tarifas en pesos”. “El contratita es feliz cuando compra una maquinaria, cuando invierte, si no siente que perdió el año, y muchos están comprando máquinas dolarizadas. El temor es que es una moneda que no manejamos todos los días y por eso vamos a seguir trabajando para que vuelvan los créditos pesificados con tasas subsidiadas”, sumó Scoppa.

Por su parte, Fargioni refirió que la cuestión impositiva no es lo que los agobia porque el contratista es “ordenado”, pero se sienten presionados en lo financiero. “Sabemos que a nivel nacional no existe ese financiamiento, no es contra los contratistas. Pero al ser inversores por naturaleza notamos mucho esa faltante”, cerró.






Comentarios