"No tenemos todavía una demanda extraordinaria", señalaron desde Ipesa, líder en el mercado de silo bolsas, con un stand en Expoagro. 


A la espera de una cosecha récord y seguramente con excedentes después de la sequía que castigó a los productores el año pasado, el dilema pasa por saber qué camino tomarán: si venderán toda la producción o guardarán parte de la cosecha en silo bolsas.

Lo cierto es que muchos todavía no se han repuesto y los economistas del Banco Galicia calcularon esa pérdida en el equivalente al 2% del PBI.

“No tenemos todavía una demanda extraordinaria”, señalaron desde Ipesa, líder en el mercado de silo bolsas, con un stand en Expoagro. Saben que los productores hacen caja con el maíz y suelen guardar la soja. Por las dudas, lanzaron un silo bolsa de mayor diámetro y hasta 100 metros de longitud. Son los más requeridos desde sus filiales en Estados Unidos y Brasil.

Tampoco ayuda a la inversión la falta de financiamiento. Aunque podría abrirse una puerta después de que el presidente Mauricio Macri anunciara este miércoles el lanzamiento de dos nuevas líneas de crédito del Bice para estimular la industria del agro. El clima era –en líneas generales- de optimismo, pero en un año dominado por la incertidumbre y con elecciones de por medio, lo que hagan los productores marcará también el ritmo de la economía.

“Les ha tocado enfrentar la peor sequía en 50 años, y lejos de bajar los brazos, dijeron ‘vamos más que nunca por el futuro y por el país’, apostando todo, todos juntos rascando la olla para volver a sembrar, para volver a poner en marcha una parte importante de nuestro país”, dijo el presidente. Aunque escueto, el discurso sirvió para medir el termómetro en la gente. 






Comentarios