Además, está previsto renovar antes del inicio de clases la instalación de gas en la Escuela Primaria Nº 1. 


Sin lugar a dudas, uno de los temas de mayor preocupación durante el 2018 en torno a las escuelas se generó tras la tragedia de Moreno. Este hecho puso en foco la necesidad de revisar las instalaciones de gas de todos los colegios de la provincia, incluso en San Nicolás.

Una vez superadas las demandas, a nivel local se comenzó a pensar en desarrollar un plan estratégico que permitiera llegar a marzo con los edificios más seguros.

Es así como desde el Consejo Escolar se planificaron pruebas de hermeticidad en todos los establecimientos, además de preverse la instalación nueva de gas en la Escuela Primaria Nº 1. Durante enero, según precisó El Norte, tres equipos de gasistas matriculados comenzaron a recorrer los distintos colegios y realizaron pruebas de hermeticidad e informes técnicos sobre las situaciones reglamentarias en cada una de las instalaciones.

Para aquellos casos donde los resultados no hayan sido positivos, se pasa a una segunda etapa en la que se verificarán y repararán las pérdidas. Hasta el momento, se inspeccionaron alrededor de 60 edificios, considerando que en algunos funcionan dos o tres instituciones formativas. En febrero se practicarán las pruebas restantes.






Comentarios