Cuando los agentes intentaron identificarlo, el muchacho se puso violento y pretendió huir a pie. 


Un muchacho de 31 años intentó evadir en la madrugada del domingo un operativo de control vehicular y en la huida terminó impactando contra una columna.

El personal estaba apostado en inmediaciones de Lavalle y Chacabuco, cuando hicieron señas al conductor para que frenara. Pero dio marcha atrás en su afán de escaparse y no se dio cuenta de que había un poste. El vehículo, un Chevrolet Prisma blanco, quedó severamente afectado en su parte trasera como consecuencia del imprevisto choque.

Cuando los efectivos intentaron identificarlo, el joven se puso violento y pretendió huir a pie. Pero fue detenido y trasladado después a la Comisaría Segunda, donde se le realizó el test de alcoholemia: arrojó como resultado 1,78 gramos de alcohol en sangre, rebasando por lejos el límite permitido para manejar. Al auto lo remitieron al corralón y se labraron las actuaciones correspondientes.

Durante este fin de semana fueron secuestrados en total 16 autos (12 por alcoholemia positiva y el resto por falta de documentación) y 4 motos. Y respecto de los tests positivos, el más alto fue registrado en zona norte: 2,34 gramos.






Comentarios