Aparentemente se habría descompensado y fue derivado al hospital. Ocurrió por avenida Moreno al 600. 


Una camioneta que según testigos zigzagueaba, se subió este jueves a la vereda de una pizzería por avenida Moreno al 600 y se incrustó en el local.

Por el horario, no había gente adentro y no fue una tragedia de casualidad. Al conductor lo identificaron como Luciano Vargas, de 26 años y empleado de la empresa Baro Gas. Aparentemente se habría descompensado y fue derivado de urgencia al hospital.

Una ambulancia del SAME lo asistió primero y, tras practicarle una tomografía, quedó en observación por 24 horas. Pese a la magnitud del choque, sólo hubo que lamentar daños materiales, sin heridos. Las imágenes dan cuenta por sí solas de la afectación tanto del vehículo como del comercio, con parte de la mampostería caída y los vidrios estrellados. 






Comentarios