Desde la secretaría de Gestión y Atención Ciudadana hablaron de reforzar los controles y "esperar por mejores resultados". 


El año pasado, San Nicolás quedó ubicado entre los diez municipios con mayor cantidad de muertes por accidentes de tránsito en todo el territorio bonaerense. En lo que va de enero ya se contabilizaron tres víctimas fatales y preocupa que pueda superarse el índice de 2011, con 41 decesos.

Consultado el secretario de Gestión y Atención Ciudadana, Carlos Capra, sostuvo que “se ha hecho mucho, pero evidentemente no alcanza”. “Tenemos que reforzar todas las aristas que se puedan ir trabajando y esperar por mejores resultados”, confió.

De hecho, el municipio lanzó un Plan de Ordenamiento Urbano a principios de 2017 y se consideran tres ejes: concientización y educación, infraestructura segura y control. “Si bien San Nicolás es la ciudad que más horas cátedra tiene de educación para sacar el carnet, nosotros lo que agregamos fueron las charlas en los colegios en los tres niveles y con los infractores, esperando resultados en el mediano y corto plazo”, refirió Capra.

Respecto del control, sostuvo que se reforzaron los operativos de alcoholemia, incluso los días de semana, y que “se está trabajando mucho en la parte activa de prevención de tránsito, que es bajar la velocidad de los automóviles, motos y camiones y evitar de por sí el accidente”. Se colocaron en total 12 radares fijos y uno móvil y “hoy el 65% de los motociclistas usan casco”.






Comentarios