"Hay que trabajar en soluciones para estar mejor conectados y crecer en conjunto, refirió el intendente Passaglia. 


Mucha tela para cortar quedó tras la reunión que el intendente Manuel Passaglia mantuvo este viernes con el gobernador santafesino Miguel Lifschitz.

Ambos consensuaron en aspectos como turismo, educación y transporte, de los puntos fuertes de la región, sobre todo por la proximidad que hay entre San Nicolás y Rosario. Son fuentes genuinas de trabajo y el que haya buena movilidad permite multiplicar las posibilidades de los dos lados del arroyo. 

Pese a las diferencias políticas, el titular de la Casa Gris destacó haber encontrado a la ciudad “mucho más grande y linda”, al tiempo que elogió el desarrollo de las grandes obras de infraestructura que hoy representan una buena fuente de ingresos, más que nada en materia de hotelería y gastronomía. Entre ellas, el autódromo municipal y también predio ferial de Expoagro.

Passaglia habló de potenciar la región y trabajar en conjunto, y en ese sentido fue más que elocuente: “Hay que pensar en soluciones para que podamos estar mejor conectados y crecer en conjunto, no competir innecesariamente”. Además, refirió que “que es momento de terminar con la falsa idea de que una ciudad debe crecer aisladamente”. 






Comentarios