Cerrar el año con casi el 50% de inflación también tuvo su correlato en el comercio local. 


Las ventas por Reyes cayeron un 11,5% si se lo compara con igual periodo del año pasado, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

A nivel local, el impacto tampoco fue el esperado pese a no contar con indicadores oficiales. Lo cierto es que el ticket de compra rondó los $500 y el sector que registró mayor movimiento fue el de juguetería, por encima de indumentaria y electrónica.

Así lo reveló Baltasar Schubert, referente de Relaciones Institucionales de la Federación de Comercio e Industria de nuestra ciudad. “El 60% de la venta de Reyes se concentra en juguetes, aunque este año fue muy moderada. Es que el comercio local vive también los avatares del desplome de los indicadores del comercio minorista en general de la Argentina”, sostuvo.

La caída del poder adquisitivo, casi el 50% de inflación y el encarecimiento del costo de financiación con tarjeta, entre los factores de la merma. “Hay que generar condiciones de promoción. La Hora de San Nicolás’ no fue lo que se esperaba. Es un gran evento, con cuestiones positivas, pero hay que reforzar el asociativismo. Hay que generar un puente de diferenciación en estos eventos especiales para que la gente encuentre un incentivo para las fiestas”, refirió Schubert.

Si bien hubo mucha gente, el movimiento no fue el esperado. (Archivo)

Lo mismo ocurrió para Navidad. Si bien hubo más gente en la calle, el nivel de ventas estuvo lejos comparado con el de otros años. “Antes la gente compraba dos o tres prendas para regalar. Esta vez el cliente preguntaba por promociones o directamente qué se podía llevar por determinada cantidad de dinero”, confió Antonio Ponte, de la Cámara de Comerciantes del Microcentro.






Comentarios