El vidrio estaba roto y faltaba la imagen. Fue encontrada detrás de un banco y momentáneamente la reemplazaron. 


El altar de la virgen de la plaza María Auxiliadora apareció este fin de semana vandalizado. Sujetos ignorados, con la intención de hacer daño, sacaron la imagen y la escondieron detrás de uno de los bancos de cemento.

La figura, hecha de cerámica, fue momentáneamente reemplazada hasta que se restaure la original, según confiaron autoridades del colegio religioso.

La institución educativa se emplaza al lado del espacio público, y si bien se lamentaron por lo ocurrido, argumentaron que no hay indicios de quiénes podrían ser los responsables. Aparentemente, ocurrió el viernes pero recién fue advertido hoy, también por el movimiento propio de la semana.

(Fotografía: El Informante)






Comentarios