Producto de la agresión, uno de los uniformados golpeó con su cabeza contra el asfalto y debió ser hospitalizado. 


En horas de la madrugada de hoy, personal policial debió intervenir en un hecho de violencia de género que terminó con un efectivo herido.

Un sujeto de 38 años que discutía con su esposa de 31 se tornó violento y rompió la puerta de ingreso a su vivienda, en inmediaciones de Cavalli al 600. El griterío alborotó a los vecinos, que dieron inmediato aviso a la policía. Visiblemente encolerizado, el agresor arremetió también contra los efectivos y uno de ellos golpeó la cabeza contra el asfalto.

Según apuntaron fuentes del caso, hubo que trasladarlo de urgencia al Hospital San Felipe, donde se constató que sufrió traumatismo de cráneo leve. Se labraron actuaciones por atentado y resistencia a la Autoridad.






Comentarios