Si bien las estadísticas son alarmantes, reconoció que "la gente ahora se anima a denunciar y eso es bueno". 


La captura en las últimas horas de un hombre acusado de abusar sexualmente de su hija cuando apenas tenía 7 años puso en el centro de la escena un dato revelador: San Nicolás lidera el ranking de denuncias en la provincia respecto a este delito.

Si bien en Quilmes y La Matanza se registraron los aumentos más significativos, la balanza la inclina la población, y en este punto las noticias son poco alentadoras.

Con tono de desilusión, fue la propia fiscal Franca Padulo quien reveló la información, pero en un punto reconoció que “es muy bueno porque esto quiere decir que la gente que sufre este tipo de situación se anima a denunciar, se acerca al Ministerio Público”. En ese sentido, el trabajo que encabeza junto a su par Sandra Bicetti, ha dado algunos frutos: “Esto fue producto de años de trabajo, que la gente venga y se anime”.

“Las contracara es pensar que este tipo de delitos sigan ocurriendo y en esta cantidad”, remarcó.

Para octubre había 7667 casos judicializados en todo el suelo bonaerense y se prevé que a fines de este año sumen 9200. Según los especialistas, estos números sólo representan la punta del iceberg debido a la renuencia para denunciar los ataques. “Esto se debe fundamentalmente a que la mayoría de los abusos contra menores son intrafamiliares”, explicaron.






Comentarios