"Para nosotros es una causa a la que le restan pocas medidas de prueba", adelantó la fiscal Franca Padulo.


Un hombre de 36 años resultó detenido en los últimos días vinculado a una causa de abuso sexual, con el agravante del vínculo. La investigación se inició hace dos meses y parece haberse cerrado con el testimonio de la víctima, su hija de apenas 14, quien ya fue sometida a Cámara Gesell.

En principio se hicieron las pericias y después, en una instancia más avanzada, la menor terminó acusándolo y dio precisiones respecto de cómo era sometida.

Los abusos se iniciaron hace 7 años, pero después se interrumpieron. Hasta que la pesadilla volvió ya entrada la adolescencia. “Para nosotros es una causa a la que le restan pocas medidas de prueba”, adelantó la fiscal Franca Padulo, quien detalló, asimismo, los pasos que se siguieron en la investigación de acuerdo al protocolo para estos casos de índole tan sensible. 

El imputado se negó a declarar, haciendo uso de su derecho, y quedó alojado, de momento, en sede de la DDI.

(Fotografía: El Informante)






Comentarios