Ocurrió alrededor de las 6:30 por León Guruciaga y Obligado. El vehículo era conducido por un menor, aparentemente ebrio. 


Los vecinos de León Guruciaga y Obligado no salían de su asombro este domingo cuando cerca de las 6:30 el ruido de las sirenas alteró la tranquilidad del barrio. Los más curiosos salieron a la calle y allí se encontraron con un panorama atípico. 

Un menor había chocado contra un árbol y lo había arrancado de raíz. El paragolpes delantero quedó prácticamente destruido pero él resultó ileso.

Los dos jóvenes fueron asistidos en el lugar y posteriormente derivados al San Felipe. (Flash 24)

Otro muchacho lo acompañaba y tampoco sufrió heridas. Tras el cimbronazo, los dos fueron asistidos por una ambulancia del SAME y después los trasladaron al Hospital San Felipe, donde se constató que no había lesiones de gravedad. Tal como se denunció a Flash 24, al parecer​ el adolescente conducía borracho pero no se le retuvo el vehículo.






Comentarios