El Ejecutivo aceptó la propuesta y se depositará con el sueldo y el medio aguinaldo. "Es un reconocimiento al esfuerzo", confiaron. 


Luego de que Ramallo acordara un aumento del 15% para los municipales, que puso el tope en la provincia llevando el acumulado anual al 39%, acá había optimismo para que el bono de fin de año se equiparara -al menos- con el de 2017.

Si bien para octubre se había acordado un adicional de $10 mil como compensación por el desfasaje inflacionario, lo cierto es que un grupo de trabajadores denunció llamados extorsivos y quedó por fuera del beneficio. “Toda esta persecución es por pensar diferente y son más que elocuentes las acciones persecutorias que están ejerciendo”, refirió Gabriel Godoy, de la cuadrilla y reconocido dirigente local.

Sin embargo, desde el gremio argumentaron tener una buena relación con el Ejecutivo y las negociaciones llegaron a buen puerto. Finalmente, se acordó un premio de $5 mil que se pagará en diciembre junto con el sueldo y el medio aguinaldo. “Estamos muy contentos porque en el año se lograron grandes objetivos”, refirió el intendente Manuel Passaglia.

De la reunión que tuvo lugar este lunes en el Palacio Municipal participaron también la secretaria de Gobierno, Agustina Gruffat; el director de Recursos Humanos, Pablo Fernández; el presidente del Sindicato de Trabajadores Municipales, Desiderio Monzón, y la Comisión Directiva.

Esta compensación alcanza a todos los empleados que prestan servicios en las distintas reparticiones comunales.






Comentarios