El hurto del rodado se denunció en 2013 y por casualidad lograron recuperarlo. Un hombre resultó detenido. 


Lo que empezó como un simple allanamiento para recuperar una billetera, terminó este jueves con la incautación de una moto que tenía pedido de secuestro desde 2013.

La billetera que derivó en que pudiera recuperarse la moto. (Comisaría Tercera)

Había sido robada el 29 de marzo, según consta en la denuncia, y por casualidad lograron recuperarla. Es que tras cruzar datos en la base, se supo que el supuesto dueño no era tal y quedó detenido. El hombre, identificado como Juan Ramón Mariño, fue imputado por encubrimiento, en tanto que también se lo responsabilizó por el hurto callejero.

Del operativo participaron efectivos de la Comisaría Tercera, con intervención de la UFI Nº 10. Tras el cumplimiento de los procedimientos legales, el sujeto recuperó la libertad y las pertenencias fueron restituidas a sus legítimos propietarios.






Comentarios